salvo siempre salvoAlgunos enseñan que una vez salvo siempre se es salvo, otros preguntan ¿Cómo puede llamarse vida eterna, si la podemos perder? Hay quien dice que el pecado está en la carne y no en el alma, por lo tanto después que soy salvo, no importa lo que haga con mi cuerpo, mi alma siempre será salva. Y que de los que enseñan sobre la seguridad eterna,  la perseverancia de los santos, seguridad de la salvación ó la predestinación.

Parecen cosas diferentes, pero todo es lo mismo, aunque algunos quieran separarlo, todo tiene un mismo fin, que tu alma se pierda eternamente. Entonces se podrían llamar, perdidos siempre perdidos, perdición eterna ó predestinación al infierno. Realmente esto es lo que se encuentra escondido, oculto, detrás de los nombres que utilizan para confundir con su doctrina. He escuchado a algunos decir; si una persona se aparta es porque nunca creyó ó nunca fue salvo.

 

Que fácil salida para estos engañadores, que tuercen la verdad, distorsionando la palabra de Dios. Otros enseñan que ya somos perfectos y por consiguiente no pecamos, porque somos santos. Es increíble el atrevimiento ó la “ignorancia” de estos falsos maestros.

Lo primero que tenemos que entender es que todavía no tenemos cuerpos glorificados. Estamos en cuerpos de carne y hueso, sujeto a tentaciones y otras debilidades. Además nos encontramos en un proceso, donde tendremos que enfrentarnos a diversas pruebas como parte del desarrollo, crecimiento y madures de nuestra vida cristiana. Todavía no estamos en el cielo, estamos en la tierra, por lo tanto, tenemos que estar consientes que enfrentamos peligros y luchas, pues el maligno hará todo lo posible por evitar que alcancemos la vida eterna.

Ellos ignoran voluntariamente que la salvación costo un muy alto precio, y que esto no es asunto de juego. Tratan de confundir al pueblo de Dios diciendo, que mientras estemos aquí en la tierra no perderemos la salvación no importa lo que hagamos con nuestras vidas. Ellos mienten, tergiversando lo que dice la Palabra de Dios. No quieren aceptar que la salvación es condicional, estamos aquí en la tierra en cuerpos de carne y hueso sujetos a tentaciones y otras pruebas. Lo que hagamos con nuestras vidas después de haber recibido el conocimiento de la verdad, determinara donde pasaremos la eternidad. No, no estoy hablando de obras, ya que la salvación no es por obras para que nadie se glorié, hablo de acciones, conductas, testimonio, vida cristiana, donde de la abundancia del corazón habla la boca. Hablo de la evidencia, de una vida nueva en Cristo, ya que se supone que somos nuevas criaturas, las cosas viejas pasaron y todas son hechas nuevas. Me refiero a una fe que se vive, no en teoría, sino en la práctica.

Porque cual es su pensamiento en su corazón, tal es él. Proverbios 23:7

Tratan de mezclar la salvación con la vida eterna, ¿a caso no es lo mismo? Lo explicaremos de la siguiente manera, nadie puede aspirar a tener vida eterna si primero no es salvo por Jesucristo. Cristo es él que nos lleva a la vida eterna. Sin salvación, no hay vida eterna. Mientras estemos en cuerpos de carne y hueso somos salvos, pero recuerden que todavía estamos en la tierra, no en el cielo. Pronto estrenaremos, todo será nuevo, nuevo cuerpo, nuevo cielo, nueva tierra, nueva Jerusalén y nuestro nombre nuevo.

 

Ahora, comencemos a descifrar esta falsa doctrina de Salvo Siempre Salvo

No olvide que lo más que se parece a una verdad es, una mentira que contenga algo de verdad. Una ecuación seria; mentira mas verdad igual a engaño.

 

ELLOS ENSEÑAN: Todos los que han nacido de nuevo pueden, por las promesas confiables de Dios, estar completamente seguros de su vida eterna, desde el momento mismo que ellos depositaron su fe en Jesucristo. No podrán perderla nunca jamás. Esta seguridad no se debe a ninguna clase de merito humano, sino a la obra consumada de Jesucristo, quien pago completamente por los pecados de ellos, y al Espíritu Santo que es dado como garantía de salvación.

En esta declaración hay dos pequeñas oraciones que debemos analizar. La primera dice:  completamente seguros de su vida eternaFíjese que no dice: completamente seguros de su salvación. La segunda dice:  No podrán perderla nunca jamásLe falta: No podrán perderla nunca jamás, cuando estén en el cielo (cuando partamos con Cristo ó en el arrebatamiento de la iglesia para estar para siempre con el Señor) Bueno, esto parece bien si leemos la declaración completa, e ignoramos voluntariamente que un poco de levadura leuda toda la masa, y nos hacemos los ciegos, echando a un lado lo que enseña la palabra de Dios. Aunque parece bien, es irreal, no es cierto, y malinterpreta a conveniencia lo que dice la Biblia.

 

El engaño esta en pensar:

Tengo vida eterna aquí en la tierra y no la perderé nuca, aunque viva a la manera equivocada, quiero vivir como me gusta, con una vida eterna que nunca perderé. Es como si Adán y Eva vivieran todavía en el paraíso, después de haber desobedecido a Dios. Así cualquiera es cristiano, hasta el Diablo. Si fuera así, no habrían botado al corrupto querubín caído y a sus secuaces del cielo. Desobediencia con conocimiento igual a rebelión.

 

ELLOS ENSEÑAN:  Decir que “yo no voy a perder la salvación aunque cometa un pecado muy aborrecible”, es una verdad que la Biblia no niega.  Sin embargo, quien nos escuche decir eso nos puede acusar de arrogantes.

Que bárbaros, para ellos el “cristiano” puede ser un ladrón, un asesino, un adultero, un fornicario, un violador, y sigue siendo salvo y viviendo eternamente. Bueno, será en el infierno, no en el cielo. Ya botaron del cielo a una tercera parte de los ángeles que no guardaron su dignidad y ahora estos maestros del error piensan reemplazarlos con los “cristianos” que según ellos no importa lo que hagan, viven ya la vida eterna. Esto parece un cuento de terror.

 

Veamos lo que sigue:

ELLOS ENSEÑAN:  Respecto a la seguridad de la salvación, veamos el testimonio del Señor Jesucristo: Jesús mismo declaró: “al que a mí viene, no le echo fuera.” Juan 6:37. Dios no te echará de Su familia bajo ninguna circunstancia.

Que clase de interpretación, que esta diciendo el Señor aquí; lo que dice claramente es que él no tiene prejuicios, el no rechazara a nadie que venga con sinceridad buscándolo a él.  Dios no te echará de Su familia bajo ninguna circunstanciaCuidado que hay responsabilidades que tenemos que cumplir. Dios nos hará responsables de nuestras acciones. Sal 51:17  Los sacrificios de Dios son el espíritu quebrantado; Al corazón contrito y humillado no despreciarás tú, oh Dios.

 

ELLOS ENSEÑAN:  Juan 10:27-29 Aquí Jesús dice claramente que nadie puede hacer que pierdas tu salvación, porque Dios tu Padre es mayor que todos. Por lo tanto, nadie es capaz de arrebatarte de Su mano.

Es cierto, siempre y cuando nos mantengamos en sus manos y le sirvamos con fidelidad.

 

ELLOS ENSEÑAN:  ¿Es posible que yo haga algo que cause que pierda mi salvación? la salvación es por la gracia de Dios, por medio de la fe en Cristo; no por buenas obras. Es un regalo de Dios (efesios 2:8-9). Ningún cristiano puede perder su salvación por su propia causa porque ningún cristiano la ha obtenido por sus propios méritos.

Falso, si nos descuidamos y no andamos conforme a la voluntad de Dios, corremos peligro.

Por tanto, amados míos, como siempre habéis obedecido, no como en mi presencia solamente, sino mucho más ahora en mi ausencia, ocupaos en vuestra salvación con temor y temblor. Filipenses 2:12

¿cómo escaparemos nosotros, si descuidamos una salvación tan grande? La cual, habiendo sido anunciada primeramente por el Señor, nos fue confirmada por los que oyeron. Hebreos 2:3

 

ELLOS ENSEÑAN:  Bien. Dios no me echará, nadie puede hacer que yo pierda mi salvación, y ni siquiera yo mismo puedo hacer nada para perder mi salvación. Pero ¿existirá alguna otra persona o cosa que pueda provocarme la pérdida de mi salvación? no. no existe nada que pueda quitarte la salvación. El apóstol pablo, en Romanos 8:38-39

Aquí utilizan el pasaje de (Romanos 8:38,39) para decir: ni siquiera yo mismo puedo hacer nada para perder mi salvaciónPor eso creen que pueden hacer lo que quieran y que nada hará que pierdan la salvación. Nada más lejos de la verdad, viven en un mundo de fantasía y engaños. De hecho, este pasaje (Romanos 8:38,39) es una promesa para todos aquellos que son la iglesia de Jesucristo. Esta promesa es para todos aquellos que son fieles a Dios.

 

La Biblia Dice: Por lo cual, levantad las manos caídas y las rodillas paralizadas; y haced sendas derechas para vuestros pies, para que lo cojo no se salga del camino, sino que sea sanado. Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor. Mirad bien, no sea que alguno deje de alcanzar la gracia de Dios; que brotando alguna raíz de amargura, os estorbe, y por ella muchos sean contaminados; no sea que haya algún fornicario, o profano, como Esaú, que por una sola comida vendió su primogenitura. Porque ya sabéis que aun después, deseando heredar la bendición, fue desechado, y no hubo oportunidad para el arrepentimiento, aunque la procuró con lágrimas. Hebreos 12:12-17

 

ELLOS ENSEÑAN:  ¿Por qué esto es así? Porque tu relación con dios, desde ahora es una relación de padre a hijo, debido a tu nacimiento espiritual. (Juan 1: 12–13). Cuando naciste, tus padres hicieron un registro de tu nombre y obtuvieron un acta de tu nacimiento físico, a la que también se le llama: “certificado de nacimiento”. Cuando naciste de nuevo, también se hizo un registro, pero en el cielo. (1 de Juan 5:11 –13). Tu certificado de nacimiento físico fue legalizado con el sello oficial del gobierno. Tu certificado de nacimiento espiritual está sellado por el. Tú nunca dejarás de ser hijo de tu padre terrenal, porque tú naciste de su simiente. Aunque te vayas a vivir muy lejos de tu padre, aunque se desconozcan el uno al otro, aunque cambien de nombre y no se vean, o nunca sepan el uno del otro y ni siquiera piensen el uno en el otro, nada de eso podrá jamás cambiar el hecho de que tú eres su hijo y él es tu padre. Lo mismo sucede entre tú y tu Padre Celestial. Puedes incluso morir, pero jamás podrás anular el evento de tu nacimiento espiritual. Tu nacimiento espiritual es para el resto de toda la eternidad, y ni siquiera Dios mismo puede modificar ese hecho.

Que…..clase de deducción, es increíble.  Dicen: ni siquiera Dios mismo puede modificar ese hechoPara ellos, hasta Dios esta limitado.

 

Veamos lo que dice el Señor en su Palabra:

Permaneced en mí, y yo en vosotros. Como el pámpano no puede llevar fruto por sí mismo, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros, si no permanecéis en mí. Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer. El que en mí no permanece, será echado fuera como pámpano, y se secará; y los recogen, y los echan en el fuego, y arden. Juan 15:4-6

Dios no puede ser burlado:

No os engañéis; Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará. Gálatas 6:7

 

ELLOS ENSEÑAN:  ¿Cómo puedo estar bien seguro de que soy salvo? La primera epístola de Juan fue escrita con este propósito. 1 de Juan 5:13 dice: “Estas cosas os he escrito a vosotros que creéis en el nombre del Hijo de Dios, para que sepáis que tenéis vida eterna...” Como nuevo cristiano, lee bien 1 de Juan, pues te ayudará a crecer espiritualmente y a entender que ya tienes vida eterna, es decir, ya tienes seguridad de salvación.

En que cielo viven, si ya tienen vida eterna, y no pecan, y no se pueden perder no importa lo que hagan, aunque sirvan al mismo Satanás. ¿Qué hacen todavía en la tierra? ¿Por qué no están en el cielo? Si bien es cierto, que en Cristo tenemos garantizada la vida eterna, tenemos que cuidar la salvación que hemos recibido, porque no habrá una segunda oportunidad.

 

La Biblia Dice: Entonces volvió Moisés a Jehová, y dijo: Te ruego, pues este pueblo ha cometido un gran pecado, porque se hicieron dioses de oro, que perdones ahora su pecado, y si no, ráeme ahora de tu libro que has escrito. Y Jehová respondió a Moisés: Al que pecare contra mí, a éste raeré yo de mi libro. Éxodo 32:31-33

Pero no os regocijéis de que los espíritus se os sujetan, sino regocijaos de que vuestros nombres están escritos en los cielos. Lucas 10:20

Así que, recibiendo nosotros un reino inconmovible, tengamos gratitud, y mediante ella sirvamos a Dios agradándole con temor y reverencia; porque nuestro Dios es fuego consumidor. Hebreos 12:28,29

 

ELLOS ENSEÑAN: ¿Qué sucederá si yo no siento que sea salvo?

1.- Tu salvación no está basada en tus sentimientos. Está basada en la veracidad de la Palabra de Dios.

a) Dios sabe bien que tú eres salvo, aún cuando tú no lo sepas.

b) Tito 1:2 dice: “en la esperanza de la vida eterna, la cual Dios, que no miente, prometió desde antes del principio de los siglos.”

¿Alguien puede ser salvo y no saberlo?  eres salvo,  aún cuando tú no lo sepasPero que es esto, ¿una adivinanza?

 

Que dice la Biblia:

El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos de Dios. Y si hijos, también herederos; herederos de Dios y coherederos con Cristo, si es que padecemos juntamente con él, para que juntamente con él seamos glorificados. Romanos 8:16,17

 

ELLOS ENSEÑAN: Tú simplemente cree lo que Dios ha dicho. 1 de Juan 2:25 dice: “Y esta es la promesa que él [el Señor mismo] nos hizo, la vida eterna.” Efesios 2:8-9; 1Juan 2:25, 5:13.

NOTA: Algunas personas, erróneamente dicen 3 cosas:

1. Que debemos hacer buenas obras para retener nuestra salvación.

2. Que si pecamos después de que hemos nacido de nuevo, podemos perder nuestra salvación.

3. Que Dios castiga a sus hijos solamente por capricho y por placer.

Con base en los principios Bíblicos que han sido enseñados en esta lección, usted puede entender que estas 3 cosas que algunos dicen, son falsas.

Lo que es falso es que digamos: Que Dios castiga a sus hijos solamente por capricho y por placerDicen esto para desviar la atención.

 

Que dice la Biblia:

Porque si pecáremos voluntariamente después de haber recibido el conocimiento de la verdad, ya no queda más sacrificio por los pecados, sino una horrenda expectación de juicio, y de hervor de fuego que ha de devorar a los adversarios. El que viola la ley de Moisés, por el testimonio de dos o de tres testigos muere irremisiblemente. ¿Cuánto mayor castigo pensáis que merecerá el que pisoteare al Hijo de Dios, y tuviere por inmunda la sangre del pacto en la cual fue santificado, e hiciere afrenta al Espíritu de gracia? Pues conocemos al que dijo: Mía es la venganza, yo daré el pago, dice el Señor. Y otra vez: El Señor juzgará a su pueblo. ¡Horrenda cosa es caer en manos del Dios vivo! Hebreos 10:26-31

 

Dios es justo.

Veamos el caso del Rey Saúl:

Según lo que enseñan estos maestros del error, Saúl no se perdió.

1- Lo escogió Dios, 1Samuel 9:16 

2- Lo ungieron, 1Samuel 10:1 

3- Su corazón fue mudado, 1Samuel 10:9 

4- profetizo, 1Samuel 10:10,11

 

Pero que dice la Biblia sobre la muerte de Saúl:

Así murió Saúl por su rebelión con que prevaricó contra Jehová, contra la palabra de Jehová, la cual no guardó, y porque consultó a una adivina, y no consultó a Jehová; por esta causa lo mató, y traspasó el reino a David hijo de Isaí. 1Cronicas 10:13,14

Así que Saúl murió en pecado, de acuerdo a lo que enseña la Biblia. Si Saúl murió en pecado, no se encuentra en el cielo. Si no esta en el cielo ¿en donde esta? Entonces, es peligroso, revelarse contra Dios.

El hecho de que alguno por voluntad propia, renuncie ó se aparte de Dios retornando a practicar el pecado, no elimina ó anula la promesa de Dios de dar vida eterna a todo el que acepte a Cristo como Salvador y se mantenga en él. Esta promesa sigue vigente para los miles y miles de Cristianos que siguen creyendo en Jesucristo, viviendo para él y haciendo su voluntad.

Ejemplo: El que alguien haya decidido bajarse del autobús expreso antes que llegue a su destino, no impide el que los demás que siguen adentro lo alcancen.

 

Por eso dice la Biblia:

Sé fiel hasta la muerte, y yo te daré la corona de la vida. Apocalipsis 2:10

El que venciere será vestido de vestiduras blancas; y no borraré su nombre del libro de la vida, y confesaré su nombre delante de mi Padre, y delante de sus ángeles. Apocalipsis 3:5

Al que venciere, yo lo haré columna en el templo de mi Dios, y nunca más saldrá de allí; y escribiré sobre él el nombre de mi Dios, y el nombre de la ciudad de mi Dios, la nueva Jerusalén, la cual desciende del cielo, de mi Dios, y mi nombre nuevo. Apocalipsis 3:12

Dios no cambiara su promesa de vida eterna. Solo nosotros podemos rechazarla si nos apartamos y comenzamos a practicar el pecado que antes nos perdonaron en Cristo Jesús. La decisión no es de Dios, es nuestra. ¿Queremos la Vida Eterna? Manteniéndonos fieles a Dios no nos quedaremos sin ella. El hombre tiene en su libre albedrío, la oportunidad de ser Salvo para alcanzar la Vida Eterna ó rechazarla. Este libre albedrío desaparecerá cuando nos vayamos con el Señor.

 

La Biblia Dice:

Todo me es lícito, pero no todo conviene; todo me es lícito, pero no todo edifica. 1Corintios 10:23

Y de la manera que está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio, así también Cristo fue ofrecido una sola vez para llevar los pecados de muchos; y aparecerá por segunda vez, sin relación con el pecado, para salvar a los que le esperan. Hebreos 9:27, 28

¿Acaso la vida cristiana no se trata de ser fiel a Dios y vencer la tentación para no caer en pecado? Cuando la Biblia habla de ser fiel es porque se puede ser infiel, cuando dice no borrare, es porque se puede borrar, el cuidar la salvación depende de nosotros. ¿Podemos practicar el pecado y aun así decir que tenemos la Vida Eterna? ¿Podemos pecar y pecar con conocimiento y estar seguros de ir al cielo? No somos perfectos, pero eso no puede ser excusa para pecar, pensando que Dios se hace el ciego.

 

Veamos estos pasajes Bíblicos:

Al que venciere y guardare mis obras hasta el fin, yo le daré autoridad sobre las naciones, y las regirá con vara de hierro, y serán quebradas como vaso de alfarero; como yo también la he recibido de mi Padre; y le daré la estrella de la mañana. Apocalipsis 2:26-28

Hijitos míos, estas cosas os escribo para que no pequéis; y si alguno hubiere pecado, abogado tenemos para con el Padre, a Jesucristo el justo. Y él es la propiciación por nuestros pecados; y no solamente por los nuestros, sino también por los de todo el mundo. Y en esto sabemos que nosotros le conocemos, si guardamos sus mandamientos. El que dice: Yo le conozco, y no guarda sus mandamientos, el tal es mentiroso, y la verdad no está en él; pero el que guarda su palabra, en éste verdaderamente el amor de Dios se ha perfeccionado; por esto sabemos que estamos en él. El que dice que permanece en él, debe andar como él anduvo. 1Juan 2:1-6

No os engañéis; Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará. Porque el que siembra para su carne, de la carne segará corrupción; mas el que siembra para el Espíritu, del Espíritu segará vida eterna. No nos cansemos, pues, de hacer bien; porque a su tiempo segaremos, si no desmayamos. Gálatas 6:7-9

No se le puede decir al pueblo cristiano; Ya eres salvo, no importa lo que hagas, nada te pasara. La salvación es irrevocable solo para aquellos que se mantienen fiel a Dios hasta la muerte. Vence el que guarda sus mandamientos y anda como él anduvo.

Soy Salvo, Si, mientras le sea fiel a Dios y no viva como los pecadores. En Cristo somos nuevas criaturas, las cosas viejas pasaron y todas son echas nuevas, cuidémonos para que siga así.

La Palabra de Dios no es como un buffet que coges solamente lo que te gusta y lo demás lo ignoras. Cierto que no estamos bajo la ley sino bajo la gracia, pero la gracia no es para que vivamos en libertinaje y pensar que nuestras acciones no tendrán consecuencias. Cada día tenemos que examinarnos internamente, corregir nuestra conducta y acciones, ya que el Espíritu Santo nos redarguye. El Espíritu Santo no se aparta del creyente inmediatamente cuando este peca, sino que lo redarguye y puede contristarse, dándole oportunidad al cristiano que se arrepienta y pida perdón, precisamente para ayudarnos en esos momentos difíciles, esta nuestro Abogado Jesucristo. Andar en ese pasaje (1Juan 2:6) es sinónimo de conducta, debemos aprender de Jesús e imitarlo a él.

 

La Palabra de Dios es categórica al señalar:

El que dice: Yo le conozco, y no guarda sus mandamientos, el tal es mentiroso, y la verdad no está en él; pero el que guarda su palabra, en éste verdaderamente el amor de Dios se ha perfeccionado; por esto sabemos que estamos en él. El que dice que permanece en él, debe andar como él anduvo. 1Juan 2:4-6

Jesús dijo:

Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas. Mateo 11:29

 

Jugar con el pecado tiene consecuencias eternas:

No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad. Cualquiera, pues, que me oye estas palabras, y las hace, le compararé a un hombre prudente, que edificó su casa sobre la roca. Descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y golpearon contra aquella casa; y no cayó, porque estaba fundada sobre la roca. Pero cualquiera que me oye estas palabras y no las hace, le compararé a un hombre insensato, que edificó su casa sobre la arena; y descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y dieron con ímpetu contra aquella casa; y cayó, y fue grande su ruina. Y cuando terminó Jesús estas palabras, la gente se admiraba de su doctrina; porque les enseñaba como quien tiene autoridad, y no como los escribas. Mateo 7:21-29

Cuidado con lo que aparenta ser vedad. En el siguiente caso, esta muchacha estaba llamando la atención del pueblo, lo que proclamaba era cierto, el problema estaba en su propósito, ya que el propósito del maligno era desviar la atención del mensaje que predicaba el apóstol Pablo, para que todos se fijaran en la adivina. Que hizo Pablo, reprendió los demonios que poseían a esta joven. Nosotros no necesitamos que el Diablo hable bien de nosotros. Cuidado Satanás es padre de mentiras.

 

La Biblia Dice: Aconteció que mientras íbamos a la oración, nos salió al encuentro una muchacha que tenía espíritu de adivinación, la cual daba gran ganancia a sus amos, adivinando. Esta, siguiendo a Pablo y a nosotros, daba voces, diciendo: Estos hombres son siervos del Dios Altísimo, quienes os anuncian el camino de salvación. Y esto lo hacía por muchos días; mas desagradando a Pablo, éste se volvió y dijo al espíritu: Te mando en el nombre de Jesucristo, que salgas de ella. Y salió en aquella misma hora. Hechos 16:16-18

 

Conclusión: 

¿Podemos perder la salvación?

Cuando estemos en el cielo, es imposible pues tendremos la vida eterna, pero mientras estemos en la tierra estamos rodeados de peligros. Lo que hemos expuesto aquí, es un peligro para aquellos que piensan que es imposible perderse mientras estemos en la tierra en cuerpos de carne y hueso. Creen que es posible vivir una vida relajada de nuestras responsabilidades hacia Dios. Se han auto engañado creyendo que no importa lo malo que hagan, Dios esta obligado a darles la vida eterna y nada podrá hacer para dejarlos fuera del cielo. Viven como si tuvieran licencia para pecar, ese es el embuste en el cual esta cimentada la falsa doctrina de la seguridad eterna, salvo siempre salvo ó seguridad de la salvación.

 

 

Salvo Siempre Salvo, un engaño mas del diablo, para que tu alma se pierda para siempre.

 

OJO ALERTA

En este video enseñan, que si un "cristiano" se suicida se va al cielo

 

 

DIOS NO PUEDE SER BURLADO.

 

LA VIDA ETERNA ES UNA PROMESA, SOLO PARA LOS QUE SON FIELES HASTA LA MUERTE.

 

 

En este corto mensaje el Rvdo. Luis M. Ortiz presenta la falsedad del calvinismo

 

 

CUÍDATE QUE NO HABRÁ OTRA OPORTUNIDAD.

 

 

 

Estudio Realizado por el Rvdo. Orlando Arroyo Román

 

Pastor de la Iglesia de Jesucristo Defensores de la Fe